Urgencias 24h

900 407 407

Cardiología. Área del Corazón

Información general

Descripción larga: 

Nuestro Área es un referente. Ofrecemos una asistencia personalizada, y un diagnóstico para cualquier enfermedad cardiovascular y con la tecnología más avanzada.

Nuestro servicio cardiológico destaca por incluir todos los procedimientos diagnósticos y terapéuticos disponibles en la actualidad a nivel internacional.

Esta unidad cuenta con la incorporación del Dr. Hans-Joachin Shäfers, uno de los líderes más reconocidos internacionalmente en Cirugía Cardíaca.

Servicios

Servicios: 
Cardiología ambulatoria en formato de Consultas de Acto Único, incluyendo Ecocardiograma, Ergometría, Hólter y MAPA Consulta de Arritmias
  • Consulta de Síndrome Marfan.
  • Cardiología Pediátrica.

Ecocardiografía. (Transtorácica, de estrés, transesofágica, intraoperatoria, de contraste) Ergometría. Medicina Nuclear
  • Hólter 24 h y Hólter implantable.
  • Test de mesa basculante.
  • TAC coronario de 64 cortes.
  • RNM cardiaca.
  • Angioplastia coronaria.
  • Implantación de stents coronarios.
  • Valvuloplastia mitral, aórtica, pulmonar y tricúspide.
  • Implantación de prótesis percutáneas aórticas.

Cierre percutáneo de comunicaciones interauriculares y leaks perivalvulares
  • Ablación de vías accesorias.
  • Ablación del nodo AV.
  • Ablación de doble vía intranodal.
  • Ablación de cortocircuito en taquicardia ventricular.
  • Ablación Flutter auricular y Fibrilación auricular.
  • Cardioversión.
  • Implantación marcapasos.
  • Implantación de resincronizadores.
  • Implantación de desfibriladores.
  • Cirugía de reemplazo valvular.
  • Cirugía de Reparación Mitral y Aórtica.
  • Cirugía coronaria con C.E.C.
  • Cirugía Coronaria sin C.E.C.
  • Cirugía de la Aorta Torácica.
  • Crioablación.
  • Ablación quirúrgica en Fibrilación auricular.

Profesionales

  • Dr. Gómez, Juan José
  • Dr. Such, Miguel
  • Dr. Arqué, José María
  • Dr. Barrera, Alberto
  • Dr. Cabrera, Fernando
  • Dra. Fernández, Julia
  • Dr. Hernández , José María
  • Dr. López, Raúl J
  • Dra. Molina, María José
  • Dr. Muñoz, Antonio J
  • Dr. Porras, Carlos
  • Dr. Schäfers, Hans-Joachim
  • Dr. Urbano, Cristóbal

Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes: 

Cardiología

¿Qué son los soplos?

Un soplo es un "ruido" que los médicos percibimos cuando auscultamos el corazón con el estetoscopio, y que es originado por la turbulencia de la sangre al pasar por las cavidades y válvulas del corazón. Los soplos no siempre significan una enfermedad del corazón. Tenemos que partir de la premisa de que el soplo cardiaco es un sonido y no una enfermedad. Su detección no necesariamente implica la presencia de cardiopatía, por lo que no se deben crear falsas alarmas.

¿Qué es un soplo funcional?

También denominados soplos inocentes o no patológicos, son aquellos que no tienen ningún significado en corazones normales. Estos soplos se encuentran con frecuencia en los niños (la mayoría de ellos tiende a desaparecer cuando son mayores) y también en las embarazadas (pues el embarazo supone una sobrecarga del volumen sanguíneo), si bien generalmente desaparecen tras el parto. La anemia asociada al embarazo a veces también favorece que auscultemos soplos funcionales. Otras situaciones que pueden provocar soplos funcionales son el hipertiroidismo o las taquicardias mantenidas.

¿Cuál es la relación entre el tabaquismo y la enfermedad cardiovascular?

Cada año, mueren alrededor de 40.000 personas a causa de enfermedades del corazón originadas por el humo del tabaco. El tabaquismo es la principal causa de aterosclerosis, una enfermedad que se produce cuando el recubrimiento de las arterias se deteriora por los depósitos de grasa, obstruyendo el flujo de sangre a través de las mismas. Esto provoca que se reduzca el suministro de sangre rica en oxígeno al corazón, lo que puede originar dolor de pecho (angina de pecho) o infarto (ataque al corazón).

¿Qué es la insuficiencia cardiaca?

Este es un problema de magnitud creciente y de alto impacto económico, con una supervivencia en grados avanzados menor que la de muchos tipos de cáncer. Es una enfermedad crónica y progresiva provocada por la incapacidad del corazón de bombear suficiente sangre para satisfacer las necesidades de oxígeno del cuerpo. Los medios terapéuticos abarcan desde el trasplante cardiaco hasta fármacos nuevos y potentes que han demostrado mejorar la calidad de vida y aumentar la supervivencia de los pacientes con insuficiencia cardiaca.

¿El consumo moderado de alcohol es bueno para el corazón?

Mientras que para algunas personas su ingesta conlleva riesgos importantes (en pacientes con insuficiencia cardiaca, presión arterial alta, diabetes, arritmias, etc.), para otras, un consumo moderado puede ofrecer un grado de protección (aumento del nivel de colesterol "bueno"; reducción de la presión arterial; inhibición de la formación de coágulos de sangre). Este consumo moderado se define como no más de una bebida ligera al día para las mujeres o personas de menos peso y no más de dos bebidas al día para los hombres. Sin embargo, hasta que no sepamos más acerca de los pros y los contras de su consumo, los médicos recomendamos evitarlo para una mejor salud cardiaca.

¿Qué es la estenosis aórtica?

La estenosis aórtica es la obstrucción parcial al paso de la sangre a través de la válvula aórtica. Esta afección puede ser congénita o de origen reumático, pero la causa más frecuente hoy es la estenosis calcificada degenerativa, que se presenta en personas de edad avanzada. De hecho en la actualidad es la primera causa de cirugía cardiaca valvular en España. La estenosis aórtica senil degenerativa, que es la causa más frecuente de esta afección en la actualidad, es consecuencia del prolongado estrés normal de la válvula, va acompañada por la calcificación de la misma y es más frecuente en diabéticos e hipercolesterolémicos.

Cirugía cardiaca

¿Por qué me tengo que operar?

Cada caso se discute entre los cardiólogos y los cirujanos. Se aconseja la cirugía cuando otros tratamientos no son posibles o son peor solución. Aunque cada caso es distinto la cirugía se hace para que los pacientes vivan más años y, sobre todo, para que vivan mejor. En ocasiones, hay que operar a pacientes sin síntomas para evitar daños irreversibles en el corazón.

¿Qué riesgo tiene mi operación? ¿Me puedo morir?

Toda operación tiene un riesgo. Afortunadamente, en la mayor parte de las ocasiones es pequeño. Cada enfermedad, cada paciente y cada operación son distintos por lo que para cada caso en concreto el cirujano le dará una estimación de su riesgo individual. De todas formas, cuando se aconseja cirugía siempre es mayor el riesgo de no operarse.

¿Qué pasa después de la operación?

Cuando despierte, usted estará en la Unidad de Cuidados Intensivos. Allí estará, en principio, pocos días tras los cuales volverá a una habitación en la planta de hospitalización. Al principio, probablemente notará tirantez o incluso dolor en la zona de las incisiones; para ello, se le dará el tratamiento analgésico que sea preciso. Aunque esté muy cansado, se le insistirá en que se levante y se mueva cuanto antes. La mayor parte de los pacientes reciben el alta antes de una semana de la operación. Pero no se irá hasta que esté en condiciones de hacerlo.

¿Cuánto tardaré en recuperarme de la operación?

Cada paciente responde a la cirugía de forma diferente pero, como regla general, se tarda unas 6 u 8 semanas en estar completamente bien. Durante este tiempo es normal: 

  • No tener apetito durante una semana o dos. Coma sólo si le apetece; pero beba abundantes líquidos.
  • Tener las piernas hinchadas, especialmente si tiene usted una herida en la pierna. Elevarlas le será útil.
  • Tener dificultad para dormir. A veces ayuda tomar un calmante o una pastilla para dormir antes de acostarse.
  • Tener cambios de humor y sentirse deprimido. 
  • Tener un poco elevada la parte alta de su herida o notar un clic o una sensación rara en el pecho. Disminuirá en poco tiempo.
  • Experimentar dolor o rigidez en los hombros y la espalda. El tiempo y los calmantes le ayudarán a aliviar estas molestias.

¿Qué cosas puedo hacer tras la operación?

Una vez recuperado, en principio podrá hacer una vida totalmente normal. Mientras tanto, es importante que haga ejercicio físico de forma progresiva, como caminar y subir escaleras o cuestas.

Podrá ducharse en el hospital en cuanto le quiten las vías y la sonda, aunque debe evitar bañarse hasta que las heridas estén cicatrizadas completamente. También -salvo que su médico le diga lo contrario- puede volver a tener relaciones sexuales cuando se sienta cómodo. Para mucha gente esto ocurre alrededor de 2 a 4 semanas tras el alta.

Puede ir en coche de pasajero desde el primer momento y conducir a partir de las 4 semanas. Evite montar en moto o bicicleta durante unas 6 semanas después de la cirugía. Cuando realice un viaje, tenga en cuenta que es bueno parar periódicamente para estirar las piernas.

Evite levantar pesos y empujar o tirar de nada de más de 4 o 5 kilos en unas 6 semanas después la intervención.

Consúltelo con su cirujano, pero la mayor parte de los pacientes pueden volver al trabajo entre 6 y 12 semanas después de la intervención.

Arritmias

¿Qué es la fibrilación auricular? 

La fibrilación auricular es un ritmo cardiaco irregular y anormal que provoca latidos cardiacos muy rápidos aunque también puede apreciarse con frecuencias cardiacas casi normales. Se trata de una arritmia muy frecuente, pero existen riesgos si se mantiene en el tiempo y produce dolor torácico, dificultad para respirar, palpitaciones o mareos. El riesgo más peligroso es que se formen coágulos de sangre dentro de la aurícula, que pueden salir del corazón y producir una embolia cerebral. 

Existen distintos tipos de tratamiento para su control: desde el uso de fármacos para controlar la frecuencia cardiaca  o el inicio de la arritmia, al uso de anticoagulantes para evitar la embolia. Por otro lado existen procedimientos invasivos como la ablación con catéter que permite curar esta arritmia en casos seleccionados. 

¿Qué son las extrasístoles?

La extrasistolia ventricular o supraventricular es una alteración del ritmo del corazón que sufren con frecuencia personas jóvenes y sanas, sin cardiopatía, y que se debe a un latido prematuro (extrasístole). Muchas veces está relacionada con situaciones de estrés emocional y está favorecida por el abuso de sustancias como el café, el té, el tabaco y el alcohol, por lo que la recomendación es evitar dicho consumo e intentar evitar una vida estresada. 

En general, se suelen identificar tras un ECG o la realización de un Hólter de 24 horas. Si se aprecian en una persona con un corazón sano, su pronóstico es excelente y no suponen un riesgo para el paciente, más allá de la molestia que su percepción. Sobre la medicación, siempre es necesario que consultes con un cardiólogo para que estudie tu caso en particular y determine cuál será el tratamiento a seguir.

¿Qué es el síndrome de Wolff-Parkinson-White?

El síndrome de Wolff-Parkinson-White se caracteriza por la asociación de una anomalía en el sistema de conducción cardiaco (vía accesoria) y la aparición de arritmias. Esta anomalía se tiene desde el nacimiento. Aunque no son frecuentes las asociaciones con anomalías estructurales del corazón se recomienda realizar un ecocardiograma para descartarlas (especialmente miocardiopatía hipertrófica, anomalías del seno coronario o enfermedad de Ebstein). El síndrome de WPW se diagnostica por unas alteraciones electrocardiográficas muy características en el electrocardiograma (PR corto, onda delta). En ocasiones, estas alteraciones electrocardiográficas son permanentes y en otras transitorias. En muchos casos se es portador de este síndrome sin haber tenido nunca una taquicardia; en esos casos no es necesario realizar ningún tratamiento específico. Solo en el caso de que condicione taquicardias sintomáticas puede ser tratado o bien con fármacos antiarrítmicos para prevenir las posibles taquicardias. Sin embargo el tratamiento curativo es la realización de un estudio electrofisiológico y una ablación con catéter. 

La elección del tratamiento depende de la severidad de los síntomas y las preferencias del paciente. La ablación cura la enfermedad definitivamente y evita tomar medicación de por vida, aunque al tratarse de un procedimiento invasivo siempre hay que contemplar una tasa de complicaciones, por baja que esta sea. Si el paciente tiene muchos síntomas o padece arritmias de alto riesgo, la ablación con catéter es siempre la primera opción. 

Utilizamos cookies propias para mejorar la experiencia de navegación. Al continuar con la navegación entendemos que se acepta nuestra política de cookies.close